FORMACIÓN INSTRUMENTAL

Formación a partir de los 8 años y sin límite de edad para acceder a dicha formación.

La formación instrumental y complementaria comienza en INICIO y tiene una duración de dos años. Después de realizar un examen sobre los conocimientos adquiridos el alumno podrá optar por una formación amateur, llamada DESARROLLO, o una formación encaminada a realizar las enseñanzas profesionales, llamada REFUERZO. En ambas disciplinas la duración es de dos años.

En Inicio el alumn@ tiene como asignaturas el Lenguaje Musical (dos horas lectivas a la semana) y la Formación Instrumental (dos horas lectivas a la semana) como únicas materias de formación. El alumno tiene en total 4 horas lectivas semanales.

La clase de instrumento funcionara como núcleo pedagógico central en la escuela y en ella se deberá orientar a los alumnos hacia la práctica conjunta y posterior comunicación pública de su aprendizaje. Esta formación se impartirá de forma conjunta con la formación complementaria.

La práctica instrumental se organizará como marca el Decreto 30/2002 de 26-02-2002, es decir, la ratio profesor alumn@ será de 2 o 3 alumnos por hora lectiva. Al mismo tiempo se realizará una clase colectiva (impartida en todas las especialidades instrumentales), la cual organizará el profesor de forma semanal o quincenal según la cantidad de alumnos que existan en un mismo nivel o curso.
 
La clase de instrumento se plantea como una enseñanza que se ocupa de la formación musical del alumn@ en sentido global y por ello deberá interrelacionar los contenidos teóricos y prácticos a través de las posibilidades que ofrece el aprendizaje de un instrumento.

En este ámbito de enseñanzas resulta muy importante la labor de orientación en aquellos alumnos con aptitudes y vocaciones destacadas que, en su caso, podrían prepararse para acceder a estudios con finalidad profesional.

FORMACIÓN MUSICAL COMPLEMENTARIA

LENGUAJE MUSICAL

El aprendizaje del Lenguaje Musical es necesario para el perfecto conocimiento instrumental ya que aporta al alumno las destrezas rítmicas, teóricas, auditivas y de lectura necesarias para el perfecto entendimiento y desarrollo formativo.

La formación está dividida en dos núcleos: 
 
RITMO, LECTURA Y TEORÍA: donde el alumno perfeccionará el conocimiento y el dominio del las figuras musicales con instrumentos Orff. Al mismo tiempo en cada aula de formación y con su instrumento, trabajará el ritmo musical.
También en esta hora se desarrollarán todos los conocimientos teóricos necesarios para un correcto aprendizaje musical.

ENTONACIÓN Y AUDICIÓN: donde el alumno estudiará y perfeccionará la entonación de los diferentes sonidos musicales y al mismo tiempo, perfeccionará el canto y aspectos tan importantes como la respiración, la correcta colocación corporal y manejo de la voz.